miércoles, 22 de febrero de 2012

Te llamo


Te llamo de nuevo. No para que acudas sino para que existas.

Federico Garcia Lorca

 


  Federico García Lorca, uno de los más grandes poetas y dramaturgos de la primera mitad del siglo XX  nació en el pueblo de Fuente Vaqueros, en la provincia de Granada (España) en 1898. La poderosa influencia de su tierra natal marca toda su obra, desde sus "Primeras Canciones” hasta “La casa de Fernanda Alba”.
   Comienza sus estudios de Derecho y Filosofía y Letras en 1914 en la Universidad de Granada.. Cinco años después se traslada a Madrid para terminar sus estudio y allí conoce al poeta Juan Ramón Giménez y al famoso cineasta Luis Buñuel. Aquí nacen sus primeras obras literarias, el “Libro de Poemas”, y su primera obra teatral “Mariana Pineda”.    Durante ese período, también establece relación con el maestro catalán del surrealismo, Salvador Dalí. Es en esta época en que se forma el aspecto “moderno” de la obra de García Lorca.
   A los 35 años, ya es un poeta exitoso reconocido en el mundo y sus obras de teatro se representan en todas las latitudes.
   Después de sus estudios en Madrid, viaja a los EEUU. y da conferencias en la Universidad de Columbia Su libro de poemas “Poeta en N.Y” recoge esta etapa de su vida. También visita Cuba y Argentina.

   Federico estuvo en Argentina entre 1933 y 1934. El éxito de “Bodas de sangre” con Lola Membrives obliga a la obra a mudarse del Teatro Maipo al Avenida. Es aclamado por el público. Su obra “Yerma” es representada más de cien veces.
   Buenos Aires lo seduce. Se relaciona con Raúl Gonzáles Tuñon, José González Carbalho y Ricardo Rojas Paz.. En la casa de éste conoce a Pablo Neruda (cónsul de Chile en Argentina). El poeta es un torbellino. Gardel canta para él el día anterior al abordaje del avión que termina con su vida
   Y si hay un Lorca aclamado por su Romancero Gitano y que pisa fuerte en la dramaturgia, también hay un Lorca con los bolsillos llenos de papelitos con poemas que corrige una y otra vez y que confiesa estar enamorado de aquello que todavía no escribió.
   Un día de Marzo de 1934 se marcha de Argentina. Le quedaban 2 años de vida. La fiesta y la tragedia lo acompañaban. Fueron a despedirlo todos sus amigos. El poeta, acodado en la barandilla del barco, silbaba un tango
   Desde 1933 Federico García Lorca conoce muchos éxitos. Pero en el mismo período, nubes oscuras se forman en el cielo de la política internacional. Hace 11 años que Mussolini gobierna Italia. Y en Alemania ha caído la Rep. De Weimar. El nuevo canciller se llama Adolf Hitler.

   En 1936, comienza en España la insurrección de gran parte del ejército. Federico García Lorca no pertenecía a ningún partido político, pero un artista moderno es, por definición, un enemigo del régimen autoritario, un enemigo para aquellos que levantaban consignas como: ¡Muera la inteligencia!.
   García Lorca huye hacia Granada. Luego de una denuncia, es arrestado por la Guardia Civil y asesinado el 19 de Agosto de 1936. Su cuerpo es arrojado en un barranco de Sierra Nevada.
   La guerra civil durará tres años más, causará 1 millón de víctimas y el exilio de centenas de millares de españoles; algunos de ellos,  son nuestros antepasados. .

 Su obra incomparable conoce títulos como: Doña Rosita la soltera; Mariana Pineda; Romancero gitano; Poema del cante jondo; Yerma; La zapatera prodigiosa, etc.

   Dijo en 1932 acerca de la poesía:
Pero, ¿qué voy a decir yo de la poesía? ¿Qué voy a decir de esas nubes, de ese cielo? Mirar, mirar, mirarlas, mirarle, y nada más. Comprenderás que un poeta no puede decir nada de la Poesía. Eso déjaselo a los críticos y profesores. Pero ni tú ni yo ni ningún poeta sabemos lo que es la poesía.
                                                      Federico García Lorca (Madrid, 1932)

   Todos los artistas del mundo lo lloraron. Todos le brindaron homenajes.
 Dijo de él, Miguel Hernández, poeta muerto en prisión en 1942 en su
Elegía Primera (a F.G.L.)   (Fragmento)
………………………………………
Tú, el más firme edificio, destruido,
Tú, el gavilán más alto, desplomado,
Tú, el más grande rugido,
Callado y más callado y más callado.

   Su más hermoso libro de poemas, también es inspirado por la muerte. En 1934 muere en su traje de luces Ignacio Sánchez Mejías, torero muy famoso, amigo del poeta y mecenas del mundo artístico de Madrid, matado por la cogida de un toro. Algunos meses después, García Lorca compone el “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías” del que traigo aquí algunos fragmentos

¡Y el toro solo corazón arriba!
a las cinco de la tarde.
Cuando el sudor de nieve fue llegando
a las cinco de la tarde.
Cuando la plaza se cubrió de yodo
a las cinco de la tarde,
la muerte puso huevos en la herida
a las cinco de la tarde.
A las cinco de la tarde.
A las cinco en punto de la tarde.
……………………………..
¡Que no quiero verla!
 Dile a la luna que venga,
que no quiero ver la sangre
de Ignacio sobre la arena.

Por las gradas sube Ignacio
con toda su muerte a cuestas.
Buscaba el amanecer,
y el amanecer no era.
Busca su perfil seguro,
y el sueño lo desorienta.
Buscaba su hermoso cuerpo
y encontró su sangre abierta.

¡Que no quiero verla!
Que no hay cáliz que la contenga,
que no hay golondrinas que se la beban,
no hay escarcha de luz que la enfríe,
no hay canto ni diluvio de azucenas,
no hay cristal que la cubra de plata.
No.
¡¡Yo no quiero verla!!
………………………………………………………………………………………………


   La guardia civil lo asesina el 19 de agosto de 1936.

Páginas vistas en total

si pasas por este sitio, me gustaria saber tu opinión